Respirar.

“Respirar” de Silvia M. Díaz.

Título: Respirar.

Autora: Silvia M. Díaz.

Género: Poesía.

Editorial: autoeditado.

Nº de páginas: 52.

Precio: 2,99€ digital, 6,30€ físico.

Enlace a punto de venta: amazon

Enlace a RRSS: twitter instagram

Sinopsis.

“Tienes entre las manos el poemario de la noche en la que traté de encontrarme a mí misma.

Fue una noche que comenzó temprana y terminó tardía; que fue solamente mía pero que, estoy convencida, miles de personas han vivido también a su modo.

Para que esas personas se busquen; para que tú lo hagas y encuentres tu luz, dejo entre estas hojas el remilgo de la risa que espero encuentres”.

Biografía.

La autora Silvia M. Díaz.

Silvia M. Díaz nace en Mallorca en un noviembre lluvioso del 96. A los 14 años gana su primer concurso literario y en su veintena decide que quiere ser escritora. Estudia y se dedica a la Comunicación, su vocación.

Ha escrito «”Escribir” se escribe con eme de Musa» (Niña Loba Edit, 2019), el relato «El café, con hielo» en la antología A través de la escarcha (Roomie Ediciones, 2019) y este poemario. Además, creó, editó, diseñó y coordinó la antología solidaria «Superinfancia», donde también añadió un relato que, más que eso, define como «un abrazo para quien lo necesite». Vive convencida de que escribir la hará inmortal.

Reseña.

Me enfrento a mi primera reseña de poesía: “Respirar” de Silvia M. Díaz.

La verdad es que me da cierto temor. No porque no lea poesía, al contrario leo bastante y una de mis escritoras predilectas es Anne Sexton. Pero considero a la poesía un género muy subjetivo y personal, tanto a la hora de escribirlo como de leerlo.

Recuerda respirar.

Inhala cuatro segundos; exhala seis más.

Y cuando sueltes el aire, no vacíes solo los pulmones. Vacíate a ti.

Y ese hueco remanente llénalo de la risa más hermosa que encuentres en tu memoria.

Recuerda respirarte y respírate perenne.

Del prólogo de “Respirar”:

¿Qué busco yo cuando leo poesía? Que me estremezca, me emocione y me vea obligado a leer el mismo poema dos o tres veces seguidas para captar todo lo que significan para mí esas palabras y esos versos. Busco que la poesía me agite.

“Respirar” lo ha hecho. Me ha agitado como si me hubiera subido en una montaña rusa de emociones, las que expresa Silvia desde su alma y las que se crean en mi propio interior al leer los poemas, que no tienen porque ser las mismas.

Ejemplares de “Respirar”.

Se trata de un corto poemario que se lee en seguida. Parece que un poema se conecta con el siguiente y este con el siguiente. Pasando de cierta desesperanza y temor inicial a una alegría pura hacia el final.

Es un viaje. Ese viaje que la propia Silvia admite que vivió la noche del 18 de noviembre. El libro nació esa noche y la autora nos invita a ser testigos de ese encontrarse a si misma que ella vivió y, quizás, a encontrarnos a nosotros mismos (o a una parte de nosotros).

“El viaje más largo

y en el que menos tiempo pasamos

es el que vivimos,

o deberíamos,

recorriéndonos”

Poema “Recorrer”.

Al final, el poemario me ha parecido un canto a no dejarse llevar, a no odiarse y concederse tiempo para uno mismo. A buscarse durante el camino que es la vida de cada una de nosotras como personas. Podemos encontrarnos o no, pero el camino siempre se encontrará bajo nuestros pies. Tenemos que andarlo.

Eso es con lo que yo me he quedado. No tiene porque coincidir con lo que se queden otras personas al leer “Respirar”. Como cualquier libro, hay que leerlo para descubrir que te transmite y que te queda.

Gracias, Silvia.

“Y podré contarlo.

Porque nunca quise no hacerlo.

Ayer jamás existió; solo ahora.

Ahora es siempre.

Y nunca volverá a serlo.

Quizá, mañana tampoco exista jamás”.

Poema “Ser”.

2 comentarios

1 ping

  1. Muchísimas gracias. 💚🌿

    1. Gracias a ti. Un placer inmenso.

  1. […] Aquí podéis leer nuestra reseña del poemario de Silvia “Respirar”. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.