Psicopatía.

Cubierta de “Psicopatía”.

Título: Psicopatía.

Autora: Cristina Bermejo Rey.

Género: Relato.

Editorial: autoeditado.

Nº de páginas: 65.

Precio: 1,99€

Enlace a punto de venta: amazon

Enlace a RRSS: Twitter, Facebook, Instagram

Sinopsis.

«Psicopatía» es un compendio de nuestros mayores temores, porque ¿qué hay más temible que ser presa de un maníaco asesino sin saberlo? En esta antología encontrarás psicópatas para todos los gustos: los que matan por el mero placer de hacerlo, aquellos que sólo matando consiguen llegar al éxtasis más primitivo e incluso aquellos que escriben cartas en sus últimos días, confesando la autoría de sus crímenes pero lejos de arrepentirse.

Biografía.

Cristina Bermejo Rey posa con su
Trece relatos de amor maldito”

Cristina Bermejo Rey, (Getafe, 1991), es escritora y periodista.
Ha publicado tres  libros : “Dama de la noche”, (libros Mablaz, 2015), “Visita al Viejo Caserón”, (Libros Mablaz, 2016), y “Trece relatos de amor maldito” (Papeles del duende, 2019), todos de terror, aunque alguno de ellos con un tinte más romántico. Ha colaborado en programas de radio, periódicos locales y ha escrito un artículo para una revista científica.
Apasionada del mundo del terror, se encuentra inmersa en varios proyectos literarios de este género, que espera que pronto vean la luz.

Reseña.

¡Volvemos con lo último de Cristina Bermejo! Sinceramente, con que ganas cogimos este pequeño compendio de relatos de asesinos llamado “Psicopatía”. Primero agradecer tanto a Cristina como a su representante, Tamara López (también conocida como chicasombra), el que nos facilitaran esta colaboración.

Cristina vuelve a sorprender con estas historias que nos regala; bien hiladas, tenebrosas y llenas de suspense y gore. Se nota un punto de madurez y crecimiento como escritora con respecto a su “Trece relatos de amor maldito” (¿no leíste nuestra reseña? Pues aquí la dejamos).

Efectivamente, en “Psicopatía” nos encontramos con una autora más adulta, más cuidadosa con los detalles, pero que no ha perdido ni un ápice de esa frescura y capacidad de arrebatar al lector.

Imagen de Niek Verlaan en Pixabay

Y eso que una antología y otra se parecen tanto con la noche y el día. “Trece relatos de amor maldito” se trataba de relatos de fantasía juvenil y románticos; aquí nos enfrentamos a un género que en el cine nació en los setenta y que vivió su época de esplendor en los ochenta y noventa: el slasher. Ese cine de psicokillers con figuras tan emblemáticas como Ghostface, Jason Voorhees o Freddy Krueguer (mi favorito, por cierto) y con unos directores que ya se consideran mitos como Wes Craven o John Carpenter.

Pasemos ahora a “Psicopatía”. Son seis relatos. Solo seis. Apenas algo más de sesenta páginas que se leen a una velocidad de infarto. Porque algo que Cristina logra (como en las buenas películas slasher) es que el lector/espectador se sienta hechizado por las historias y quiere en seguida saber más sobre el asesino.

Se me olvidaba quizás la característica más impactante de estos relatos: los protagonistas/narradores son los asesinos, así que imaginaos lo atractivo que resulta. Resalta esa parte oscura y algo macabra que todes tenemos dentro. (Seamos sinceras: ¿quién no ve hoy una peli de terror con adolescentes y siente más simpatía por el destripador que por el grupo de risueños protagonistas?).

En el primer relato, “Sinceramente suyo, Jack”, nos encontramos con una carta en la que el quizás primer psicokiller conocido de la historia se sincera sobre los motivos que le empujaban a matar en el barrio de Withechapel (creo que ya sospecharéis de quién se trata). Una carta interesante aunque quizás algo repetitiva.

En “La cura” tenemos un relato salvaje y bien confeccionado en la que la mente del protagonista nos seduce y nos hunde en sus macabras intenciones. No ha sido mi historia favorita, pero va por gustos.

“Serial Killer” es un brevísimo cuento de terror que contiene lo mejor de cualquier historia de asesinos: miedo, tensión y asco. Cristina no se corta ni con la sangre ni con los remilgos: son historias de asesinos y se tiene que notar.

Cristina Bermejo en una firma de libros.

Mi predilecto ha sido “Último viaje” por lo inesperado y chocante que me ha resultado, por lo bien construido que me parecía el protagonista y porque tiene un aire que me recordaba a Clive Barker y que me ha encandilado.

“Viernes trece”, con su guiño a cierta película, me pareció interesante, pero demasiado breve. Se me quedaron cosas en el tintero. Sí, me hubiese gustado que aquí la autora se expandiese un poco más.

Y se acaba esta antología con “Finde sangriento” que recuerda muchísimo al típico slasher con sexo y asesinato. Admito que leyendo la escena de sexo no me sentía muy atraído, pero luego la cosa mejoró cuando apareció el asesino (pequeño spoiler: me hubiese gustado que la identidad del asesino hubiese sido a la inversa. Cuando lo leáis lo entenderéis).

Voy a ir acabando porque se me ha ido un poco. “Psicopatía” resulta atrayente, oscura, morbosa y con mucha acción. ¿Qué algunas de los relatos son muy breves? Sí, pero como buenos slasher son breves e impactantes.

1 ping

  1. […] y el contenido.“Trece relatos…” es más dulce, más ñoño…; “Psicopatía” es más explicito, más […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.