“Muerte y Orfandad” de Juan Carlos Pazos.

Muerte y Orfandad, portada

Título: Muerte y Orfandad.

Autor: Juan Carlos Pazos.

Género: Intriga y Misterio

Editorial: Atlantis.

Nº de páginas: 176.

Precio: 16,00 €.

Enlace a punto de venta: Ediciones Atlantis.

RRSS: twitter.

Biografía de Juan Carlos Pazos.

Juan Carlos Pazos

Mis padres fueron emigrantes en Holanda, y allí nací yo. A los seis años volví a España quedándome aquí definitivamente.

Estudié dos carreras: la licenciatura de Veterinaria y la diplomatura en Ciencias Empresariales.

Sin embargo, no encontré vocación para ninguna de las dos. Por eso preparé una oposición para la Xunta de Galicia que aprobé a la primera. Gracias a eso tengo un trabajo estable y, lo más importante, que me deja tiempo para mis aficiones.


Mi currículo literario se reduce a esta novela: “Muerte y orfandad” (Editorial ATLANTIS) y a dos poemarios: el primero “Entre falcatruadas e
choros” está escrito en gallego (Editorial EL TALLER DEL POETA), el segundo, en castellano es “Claridades que nublan – Sombras que iluminan” (Editorial POESÍA ERES TÚ).


Tengo otras obras escritas (fundamentalmente una autobiografía, una
novela corta de ciencia-ficción, un libro de relatos eróticos y varios poemarios), pero aún sin publicar. Además, escribo en mi blog: “Encuestas de sensibilidad para adictos a lo romántico”. Aparte de la literatura mi otra gran pasión es el ajedrez (soy capitán de un equipo de la Liga Gallega).

Sinopsis de “Muerte y Orfandad”.

“Muerte y orfandad” trata sobre un sicario sudamericano, Miguel, y su hijo, Manuel, abandonado en España por su madre; ella dejó su país donde era criada de  Don Alfredo (el jefe del asesino).

Miguel viene a España con el objeto de saldar cuentas pendientes de Don Alfredo y, de paso, averiguar que le ha pasado a su familia. Mientras, su hijo sufre la difícil vida del orfanato, allí vive una sensación de abandono que le marcará a lo largo de toda su vida.

Se desarrollan así dos historias independientes, pero tan unidas entre sí como lo están un padre y un hijo. Ambos son personajes derrotados y marcados. En ellos vemos el sufrimiento y el desconcierto de no saber cómo enfrentar la existencia.

Alrededor de estos dos personajes se desarrolla una novela negra sobre los bajos fondos; una obra intensa, cruda, triste y lírica que seguramente interesará a quién guste de los argumentos de denuncia social y también de los dramas psicológicos.

“Muerte y orfandad” contiene  algunos  de  los  elementos  habituales  del  género, pero  la propuesta va mucho más allá de los cauces de siempre. Aunque decimos que se trata de una novela negra, que lo es, creemos que la etiqueta se le queda pequeña muy pronto en la lectura.

Reseña.

Una semana más estamos de vuelta para hablaros de una nueva y sorprendente obra que ha visitado nuestro barco lector.

He de ser muy sincera al confesaros que, al ojear el libro y no ver casi ningún dialogo, la pereza me hizo cosquillas y me quiso distraer. Puede sonar terrible, sin embargo, como un ser humano normal y corriente también tengo mis prejuicios y me gusta sorprenderme derrumbándolos de vez en cuando.

Espero que mi mínima aportación consiga abrirnos un poco los ojos. Abrirlos al mundo que está ahí al lado. En nuestra comunidad, en nuestro barrio. Nadie es malo porque quiera, siempre hay condicionantes.

Extracto de “Muerte y Orfandad”.

Siempre he pensado en lo malo que es tener prejuicios, a pesar de pecar de unos cuantos. Los prejuicios son poco adaptativos en esta nuestra sociedad. Pero, ¿quién no los tiene? Nacen de la experiencia.

En mi caso, desde luego, están haciendo mucho bien cuando surge una oportunidad para cuestionarlos.

Poco puedo decir del argumento que no os haya contado la sinopsis, no quiero reventaros nada más. Así que, a estas alturas, me gustaría hablar más de cómo se cuentan estas historias paralelas. Y, para los que vayáis a leer esta novela, sugeriros que os toméis un tiempo y no corráis.

Sed rebeldes de este presente tecnológico que nos empuja a ir siempre a contrarreloj y pedir que todo sea ya. En este libro la delicia es la palabra. La poética, el estímulo metafórico, profundo que no se queda solo en el corazón, baja al estómago y recorre todo el interior y la esencia del ser humano.

Se habla de temas profundos, de gran impacto social, algunos de ellos pueden parecer ficción, pero yo sí me las creo, he vivido en lugares donde cosas como esas sucedían cuando era pequeña.

Ahora sí, no os vais a aburrir si pensáis que la profundidad y el mensaje social puede provocaros esa emoción. Hay intriga, incertidumbre y no cuesta nada empatizar con los personajes que Juan Carlos Pazos comparte con sus lectores.

La misma empatía que él siente por ellos rompe la pared entre la ficción y la realidad y atrapa a los lectores con la misma facilidad con la que lo hace una historia compartida con alguien real.

No estaba donde debía estar, otros mundos lejanos se explayaban delante de su nebulosa de alcohol y droga; la historia se repite hasta el infinito, uno también; quería creer que todavía quedaban muchas cosas por contar: uno, dos, tres y empezamos otra vez. Lo malo del asunto viene al saber que, llegado un momento, el retomar el antiguo camino resulta imposible; eso todavía no lo sabemos o quizás disimulamos nuestros arrebatos para llevarnos bien con los poderes ocultos.

Extracto de “Muerte y Orfandad”.

Poco más, amigas, sedientas de palabras. Dejaremos que estas salgan al vuelo como otras muchas, pero que nos dejen un poco de sabor a vida. Y a compartir, que eso se nos da bien a los seres humanos. Sobretodo, cuando lo hacemos a través de las historias.

¡Hasta el próximo viernes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


A %d blogueros les gusta esto: