Categorías
Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 2 suscriptores
Entradas y Páginas Populares Sígueme en Twitter

Título: Luz que siembra.

Autor: Claudia Pérez Domínguez.

Género: Poesía.

Nº de páginas: 112.

Editorial: Posdata Ediciones.

Precio: 14,00€

Enlace a punto de venta: Posdata

RRSS: InstagramTwitter.

Sinopsis.

un viaje hacia el oeste de los miedos
donde la luz se siembra
en todos sus matices

eternamente fugaz o torcida

y las cosechas
se transforman
en horizontes de grandeza

Biografía.

Es historiadora del arte y escritora tinerfeña de 25 años. Actualmente se encuentra cursando el máster en Formación del Profesorado. Con Postdata ediciones sacó su primer poemario en 2020, titulado “Luz que siembra” donde aborda la búsqueda de la luz en todos sus matices, teniendo como hilo conductor la Historia del arte, coincidiendo de esta manera con “Torcidos” (2022), su segundo poemario bajo el sello de Delecé ediciones.

En “Torcidos” indaga sobre la esperanza y la libertad de una reconciliación consigo misma. Con sus poemarios, intenta acercar al lector otra mirada de su disciplina, desmitificando su aura elitista mientras ella, se conoce aún más a través de lo que escribe.

Reseña.

¡Ya estamos por aquí otra vez! Bienvenides, amantes de la lectura. Regresamos de las vacaciones con las pilas cargadas y muchas lecturas que comentar ya que en verano suelo leer bastante más de lo que ya leo.

Empezamos septiembre con un poemario que me leí allá por junio y que me acabo de releer de nuevo ahora para hacer esta reseña. Se trata de “Luz que siembra” de Claudia Pérez Domínguez.

Un libro cortito que se puede leer en un suspiro, pero que, como buena poesía, requiere detenerse en ocasiones en alguno de sus versos para dejarse empapar de sus emociones y sentimientos.

Si me conocéis sabréis que a mí me encanta la poesía desgarradora, la que nace de las entrañas y se expulsa a borbotones por cada poro de la piel. Pues en “Luz que siembra” hay un poco de esto, pero también hay mucha luz, como no podía ser, y esperanza. Se siente el amor de Claudia por su tierra, por su mar y su volcán; su amor por el arte que llena de pinceladas las páginas de sus poemas, y por el western que deja su eco por pasillos polvorientos.

¿Aspectos que me han llamado poderosamente la atención? Los bloques en los que se divide el poemario (Intemperie, Raíces, Disparos, Saloon, Duelo, Horizontes) y como el viaje de uno a otro está hilado de tal forma que no notas la diferencia. Es decir, los poemas están íntimamente ligados a pesar de que Claudia señale una distinción estética. Yo leía un poema que me transportaba a otro que había leído hace un rato y que no se hallaba en el mismo bloque.

También me ha resultado curioso la naturalidad con la que están escritos, con una puntuación salvaje que no se atiene a lo estrictamente correcto. Ella mismo lo afirma en su nota final:

“Poesía libre, sin estructura y lo que van dictando mis dedos y emociones al momento”.

Carta de la autora.

A veces nos olvidamos de la naturalidad, de la frescura por ceñirnos a las normas, nos encorsetamos hasta el ahogo y olvidamos dejarnos fluir sin atender a razones o leyes. A fin de cuentas, las normas están ahí para romperse. A Claudia le da igual cómo se deba escribir y se centra en lo que quiere escribir, en lo que el cuerpo y su ímpetu le piden escribir.

También me ha gustado mucho las referencias al espacio, a la cosmogonía, quizás muy leves y, sin embargo, a mí me han llamado mucho la atención.

“el universo

deja de florecer

cuando las estrellas

explotan

y a través de

venus

atascando la vía láctea

se dirigen hacia la nada…

Poema circunscrito a Duelo.

Para ir terminando, en “Luz que siembra” me he encontrado con esa luz que tanto ansía Claudia y con las sombras que de ella irremediablemente se desprenden; me he encontrado con fuerza y naturaleza vistas desde la perspectiva de un lienzo hierático pero que la autora no tiene reparos en destrozar a brochazos. Me he encontrado con una gran poeta.

Muchísimas felicidades, Claudia. Espero que en breve pueda hacerme con tu último poemario Torcidos“.

“porque se empieza

desde nada

o desde cero

porque se acaba

desde nada

o desde cero

y nada más”.

Poema circunscrito a Saloon.

Por Santy Portela

Madrileño de nacimiento y vida, con raíces gallegas que siempre destaco. Teatrero, escritor y dramaturgo. Creo fervientemente en la literatura como arma movilizadora del pensamiento crítico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.