Los ecos de la mente de Fernando Llordén Brota.

Cubierta de “Los ecos de la mente”.

Título: Los ecos de la mente.

Autor. Fernando Llordén Brota.

Género: Novela policiaca.

Editorial: Titanium.

Nº de páginas: 200.

Precio: 14,90€.

Enlace a punto de venta: Editorial Titanium.

RRSS: twitter, instagram

Sinopsis.

La científica sueca Sigrid Ingersson presenta por todo lo alto el resultado de toda una vida de investigaciones. El MindRemover, un artefacto que es capaz de transferir la inteligencia de un ser humano hacia otro, como si de una transacción bancaria se tratase. Su invención pretende dar un vuelco a la sociedad, utilizándola como un nuevo medio de pago para las necesidades críticas estipuladas por su Tratado Universal.

Elisa Puga, la inspectora al cargo de las investigaciones sobre el afamado invento, se encuentra con una serie de cadáveres relacionados con el MindRemover. El camino de rosas que le habían prometido ha resultado estar plagado de espinas, y ahora debe resolver una ristra de asesinatos que se amontonan sobre su mesa de trabajo.

Con la Ciudad Condal como tablero de juego, las fichas dispuestas desafiarán el ingenio y el empeño de unas Fuerzas de Seguridad venidas a menos. Una situación que pasa inadvertida para el grueso de la humanidad, y que amenaza con convertirse en el paso previo a una sociedad apocalíptica.

Biografía.

El autor, Fernando Llordén Brota.

Fernando Llordén Brota (Alicante, 1986) ve publicada su tercera obra con “Los ecos de la mente” después de conquistar la novela negra con “La deshonra de Mazzola” (2017) y la novela histórica con “De postre, venganza” (2019). Su nueva creación representa el salto al futuro de este autor polifacético.

Sus influencias son variadas, ya que se pueden mencionar tanto best-sellers como autores menos conocidos, pero Juan Gómez-Jurado, César Pérez Gellida o Blas Ruiz Grau podrían ser tres perfectos ejemplos en este apartado.

Reseña.

Desde que empezamos con esta aventura del blog he tenido la suerte de leer a autores y autoras poco conocidas, pero que han sido todo un descubrimiento. Fernando ha sido el último. ¡Y vaya descubrimiento!

“Los ecos de la mente” se trata de una novela rápida, cuidada y sumamente atrayente. La premisa inicial me encantó porque nos coloca en un futuro cercano y probable (aunque parezca increíble), por eso no la catalogaría como sci-fi sino más bien como una novela futurista. Ni tampoco se puede decir que sea una distopía, sino que refleja un mundo con sus claroscuros como el nuestro de hoy en día.

El Mindremover puede ser uno de esos inventos que cambia la vida de miles de personas y que pega un volantazo a la comprensión de la ciencia. O esa es al menos la intención de su creadora, Sigrid Ingersson. Ayudar.

Pero como sucede a menudo con grandes inventos y descubrimientos, siempre hay alguien que quiere sacar ventaja de ello (el ejemplo más claro, la energía atómica).

Todo se oscurece. Lo que debía ser una ayuda para la humanidad se acaba transformando en un pozo de depravación en la que la gente se juega su propia consciencia. Y aquí tenemos al trío protagonista: la propia Sigrid, la inspectora Puga, que es la encargada de investigar ciertos asesinatos relacionados con el invento, y Bruno Asenjo, un hombre perdido que nos muestra lo que se puede ganar cuando el MindRemover se usa como se tenía pensado.

Barcelona, ciudad donde se desarrolla la acción de “Los ecos de la mente”:

La acción es trepidante y los momentos de tensión e investigación están muy bien logrados. Te zambulles en una Barcelona reconocible y cercana, pero a la vez extraña y tétrica.

Quizás lo que he echado algo en falta es algo más de protagonismo de Fausto al principio de la novela: saber más de él y que le empuja a actuar. Todo eso se va desvelando, cierto, pero ya en la segunda mitad de la novela. Yo lo siento, pero los antagonistas son mi debilidad. Siempre quiero ver más de ellos y saber más de ellos. (Me paso lo mismo cuando leí Hijos del Gamma:Elixirde Emma Hurtado).

Y con la lectura de “Los ecos de la mente” me quedo con un mensaje profundo y que ignoro si Fernando tenía intención: no sabemos que nos deparará el futuro, que descubrimientos, inventos o tecnologías; pero todas ellas llevan dentro dos semillas: la de la creación y el beneficio común, por un lado; y la de la destrucción que nos arroje al apocalipsis.

Disfrutad de esta novela policiaca futurista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


A %d blogueros les gusta esto: