“La teoría del reverso” de Vanessa Dubrovnik.

Cubierta de “La teoría del reverso”.

Título: La teoría del reverso.

Autora: Vanessa Dubrovnik.

Género: Novela satírica.

Editorial: autopublicado.

Nº de páginas: 294.

Precio: 10,29€ físico.

Enlace a punto de venta: amazon.

RRSS: twitter, instagram.

Sinopsis.

Una pareja de vigilantes trabaja en la patrulla de un polígono bajo el mando de una pequeña, pero desastrosa empresa de seguridad. Íker es un hombre chismoso, inteligente y atractivo con olfato de policía. Vanessa, una mujer que ama las cervezas y siente orgullo propio cuando habla con tacos.

Ha descubierto una teoría que, según ella, cambiará el mundo. La patrulla tiene problemas diarios con robos y atracos y, además, porque los quieren despedir. Íker y Vanessa deberán buscar una salida para salvar su empleo y a su equipo. Pero ¿hasta dónde serán capaces de llegar?

Biografía.

Vanessa Dubrovnik es el pseudónimo de la autora que prefiere mantener el anonimato ya que los personajes y parte de los hechos narrados en la novela son reales.

Reseña.

Esta va a ser una reseña complicada. Más que nada porque con “La teoría del reverso” me hallo en una encrucijada.

“La teoría del reverso” se trata de una novela con tintes autobiográficos cargada de humor del día a día, algo macabro en ocasiones. Una novela que trata sobre vidas normales, vidas de personas que tienen que salir adelante y enfrentarse a situaciones, por lo general, habituales y otras que parecen de película. Porque, no nos engañemos, todes nos hemos encontrado en más de una ocasión en situaciones extrañas y sorprendentes y que parecen más una pesadilla que una realidad. (¡Hola, 2020!).

Vanessa (nombre ficticio de la autora) tiene una teoría. La que da nombre a la novela. No solo una teoría, tiene un estudio sociológico basado en la observación de la realidad. Según ese estudio, si quieres que algo te vaya bien debes hacerlo de culo: quieres ganarte un ascenso, no te esfuerces. Ella lo sabe de primera mano porque en su empresa de seguridad los únicos trabajadores que lo hacen bien son ella misma y su compañero Iker y, en cambio, ambos se mueven al filo de la navaja, son señalados por sus superiores como problemáticos y se juegan su puesto día tras día.

“La teoría del reverso” tiene algo muy positivo: su naturalidad. Es real. Cien por cien real. Y se nota mientras lo vas leyendo y avanzando página tras página. No pude evitar sentir empatía hacia Vanessa e Iker porque veía que eran los únicos con cierta decencia.

También la novela nos hace enfrentarnos a la realidad de una empresa de seguridad. Los chanchullos que se cuecen, las traperías, puñaladas traicioneras e intereses egoistas. ¡Vamos, cómo la vida misma!

Al principio dije que “La teoría del reverso” me tenía en una encrucijada. ¿Por qué? Si bien me ha entretenido y hay momentos divertidos y emocionantes (destaco la escena de la suicida en el puente o el atraco a la gasolinera), esta novela tiene un par de problemas graves.

El primero, la estructura. La autora se complica mucho y complica a la lectora. Da nombres de calles y empresas del polígono donde trabaja, pero no da descripciones, como si una tuviera que conocer ese lugar de antemano. Vale que un polígono industrial no es un lugar que despierte la imaginación, pero las correrías por de Vanessa por él resultan liosas y caóticas. Y eso no ayuda.

Otro problema son los personajes. Salvo ella misma e Iker, los demás están poco definidos. Me paso que aparecía un personaje y tenía que volver hacia atrás para recordar quién era y lo qué pintaba en el argumento.

Por último, hay ciertos comentarios que me parecen desafortunados.

Ya contacté con la autora y le comenté estos problemas. Sinceramente, creo que una revisión no le vendría mal porque la historia es atractiva, pero la encuentro algo en pañales.

1 comentario

    • Vanessa el 19 marzo 2021 a las 2:47 PM
    • Responder

    Muchas gracias, Santi!
    Estoy trabajando con los errores que cometí. Va a quedar mucho mejor. Mil gracias por tu reseña. Me sirvió de mucho ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


A %d blogueros les gusta esto: