La Capa.

Título: La Capa.

Autores: Joe Hill, Jason Ciaramella y Zach Howard.

Género: Novela gráfica.

Editorial: Planeta Deagostini.

Precio: variable.

Enlace a punto de venta: Planeta.

Sinopsis.

Eric ha cruzado el límite. Después de años de fracasos, por fin ha encontrado algo en lo que destaca y pretende que el mundo lo sepa. Y no es hacer el bien precisamente. Así, Eric recoge su capa de la infancia y, con ella, reparte su odio hacia todos sus supuestos seres queridos, en una miríada de desastres, asesinatos, traiciones y giros de guion inesperados.

Autores.

Reseña.

Como ya sabréis, en Las Palabras se las Lleva el Viento nos encanta leer de todo y reseñar de todo. Lo extraño es que no nos hubiésemos atrevido antes con la novela gráfica porque, en mi caso al menos, se trata de un género que leo bastante.

Bueno. Nunca es tarde.

“La Capa” tiene la curiosidad que se basa en un relato de Joe Hill y que formó parte de una antología de relatos que el autor publicó con el nombre de “20th Century Ghosts” (en España “Fantasmas” con Suma de Letras). Tras el inesperado éxito llegó la novela gráfica.

“La Capa” se lee en un suspiro. Tal cual. Creo que me la ventile en unas dos horas como mucho. Quizás sea debido a lo rápido de la acción, a los diálogos picados o al dibujo de Howard.

Es una novela gráfica muy oscura no tanto por el dibujo como por el tema que trata. Acostumbrados como estamos a los superhéroes tan buenos, tan morales, tan altruistas aquí nos encontramos con Eric, una persona normal que encuentra un poder que ya tuvo de niño. Un poder que proviene de la capa de su infancia.

¿Qué decide hacer con esos nuevos poderes? Vengarse. Lo curioso es que esa venganza parece irreal. Es decir, va asesinando a sus supuestos seres queridos, pero el lector sabe que es por completo irracional. No tiene motivos para zambullirse en esa espiral de muertes. O, más bien, sus motivos están solo en su mente.

Eric es un hombre frustrado que vive una vida anodina y que al toparse con la capa y tener los poderes se cree con la capacidad de hacer lo que quiera.

La historia es oscura, cruel y dura. Entre sus páginas, somos testigos de la vida que ha llevado Eric y como desde su infancia se sintió menospreciado y dejado de lado, salvo por su hermano Nick. Todo eso lo arrastra a su vida adulta. La capa solo es una excusa para poder soltar todo lo que le corroe en su interior.

“La Capa” no es una novela gráfica que te deje de piedra, todo hay que decirlo (no todo el mundo es Alan Moore). El final, por ejemplo, es bastante corriente y previsible. Pero resulta muy entretenida y nos muestra un punto de vista bastante interesante y novedoso con respecto al papel del héroe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


A %d blogueros les gusta esto: