Hijos del Gamma: Elixir.

Ejemplares de “Hijos del Gamma: Elixir”:

Título: Hijos del Gamma: Elixir.

Autor: Emma Hurtado.

Género: Novela fantástica juvenil.

Editorial: Ediciones Atlantis.

Nº de páginas: 314.

Precio: 18€.

Enlace a punto de venta: Ediciones Atlantis.

Enlace a web y RRSS: Web, Twitter, Instagram.

Sinopsis.

Eretris es la única ciudad superviviente tras una catástrofe en la Tierra.

El Gamma, una energía tóxica para el cuerpo humano habita cada rincón, aniquila la vida a su paso, pero también entrega a los habitantes de Eretris poder. Ellos los denominan dones, habilidades increíbles que brinda a los Hijos del Gamma un poder casi ilimitado. Poder a cambio de sufrir los efectos secundarios de uno de los ocho dones que existen.

Así, la paz ha perdurado entre los habitantes; aislados del Gamma por una cúpula que les mantiene a salvo. Sin embargo, cuando se produce una subida en el nivel del Gamma, el caos estalla.

Lynx, un ladrón que pertenece a una sociedad de ladrones, busca venganza por la muerte de un viejo amigo… Nayra por fin será libre tras llevar toda la vida presa de su don… una profetisa del Santuario escapará de su hogar tras haber sido testigo de una terrible visión… Neriabell busca desesperadamente una cura para el Gamma y Ruby sufre las consecuencias de llevar en Eretris una «P» tatuada en el cuello.

Que el destino de los cinco se una es la última esperanza para Eretris… ¿O quizá es demasiado tarde?

Biografía.

La autora Emma Hurtado.

Emma Hurtado nació en 1999 y actualmente vive en un pueblo de Toledo, aunque estudia un grado de lengua y literatura en Madrid. Escribe desde los catorce años, cuando empezó una historia de dragones que nunca llegó a terminar, pero que fue el principio de muchos otros proyectos. En 2020 ha publicado por primera vez con la editorial atlantis Hijos del Gamma, el primer tomo de una bilogía. 

Reseña.

“Hijos del Gamma: Elixir”. No voy a mentir: hacía muchísimo tiempo que no leía una novela de fantasía juvenil. Y eso que se trata de un género que me encanta. Simplemente en los últimos tiempos me había dado por otro tipo de lecturas.

Pero también es verdad que desde que empecé a seguir a Emma en redes sociales y vi que compartíamos editorial, su novela me llamó poderosamente la atención en cuanto leí la sinopsis. Imaginaos mi alegría cuando contactó con nosotras para que la reseñasemos.

La premisa de “Hijos de Gamma: Elixir” se podría resumir en que si posees una especie de poderes mágicos, la misma magia debe tener unos efectos secundarios sobre la/el poseedora de dicha magia.

Esa magia aquí proviene del Gamma, una energía que ha llevado a la humanidad al borde la extinción y, a la par, otorga a algunas persona de cualidades especiales/mágicas. Pero, claro, también va acabando con ellas si se exponen demasiado. O sea, que la magia tiene sus cosas buenas y sus consecuencias. ¿Por qué algo que suena tan sencillo y lógico se había pasado por alto? Al menos por mi parte.

Realmente se trata de una idea estupenda y que le otorga al argumento de algo vital: la urgencia.

Sí, todos los personajes tienen una urgencia cuando hay un aumento del nivel de Gamma y sobrepasa lo tolerable en esa cúpula que les protege del exterior (que no doy más explicaciones que para eso está la sinopsis). Una urgencia por salvar a la ciudad de Eretris, por buscar una cura o solución o por aprovecharse de la situación.

Y aquí voy a destacar la forma en la que está escrita la novela: en primera persona, pero con varios narradores. Es cierto, al principio me costó seguirlo porque tenía que recordar de quien se trataba el personaje/narrador; pero luego ya acostumbrado, me ha parecido maravilloso. Una fórmula que permite conocer los sentimientos y pensamientos de las distintas protas. Aunque diré que quizás me haya faltado o me hubiese gustado saber un poquito más de ciertos protagonistas, sobre todo del gobernador Gilderoy puesto que es el contrapunto al resto de los protagonistas.

Cubiertas de “Hijos del Gamma: Elixir”:

Otra cosa que me ha gustado es el trasfondo político de la historia (lo siento, pero a mí esas cosas me encantan). A fin de cuentas nos encontramos con un grupo de jóvenes que se rebelan contra el orden establecido que parece muy bello, pero que solo es una mascarada que oculta la podredumbre de Eretris.

Una crítica a un gobierno despótico disfrazado de democrático, donde unos pocos privilegiados viven bien mientras que la mayoría de la población malvive y se arrastra, y donde el verdadero poder lo ejerce el dinero y el beneficio propio. ¿De qué me suena? ¡Ah, sí! Nuestro propio mundo.

Y también me ha resultado atrayente la cuestión de la contaminación que también podemos vislumbrar claramente en nuestro mundo hoy en día.

El ritmo del argumento, una vez te acostumbras a los cambios de narrador, es frenético y te atrae de tal manera que devoras en vez de simplemente leer.

Y casi sin percatarte llegas al desenlace. Y te dices: no puede ser, esto no puede acabar así. No acaba así puesto que Emma lo planteó como una bilogía. Así que habrá que esperar a esa deseada segunda parte para ver como concluye esta hermosa y poderosa historia.

Yo ya tengo ganas de que llegue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.