“Eruwa” de Margotte Channing.

Eruwa de Margotte Channing.

Título: ERUWA

Autora: Margotte Channing

Género: Fantasía. Erótico.

Nº de páginas: 128.

Editorial: KDP

Precio: 12,47 €.

Enlace a punto de venta: Amazon.

RRSS: twitterintagram.

Sinopsis.

La Reina de los Elfos, Eruwaedhiel, está muy enferma, por lo que la Gran Maestra de la Antigua Ley, Iollandahl, la lleva a la Montaña Mágica para que la intente curar el misterioso hechicero, que dirige aquel santuario.

Cuando Apsel, Maestro de la Montaña Mágica ve a Eruwa, se siente retroceder en el tiempo, cuando la conoció y se enamoró locamente de ella. La entonces Princesa de los Elfos llegó a ser todo su mundo, y ella parecía corresponderle, hasta que ordenó que le asesinaran. Desde entonces ha imaginado muchas veces lo que haría, si alguna vez la vida la ponía de nuevo en su camino…

Iollandahl al llegar al santuario y conocer a Baldar, el ayudante de Apsel, siente una instantánea antipatía por él. Se hace entonces la promesa de no tener ninguna relación con el enorme hechicero, pero no tiene en cuenta la voluntad del poderoso Baldar, que decide todo lo contrario…

Biografia.

Ilustración de la autora.

Margotte Channing nació en Madrid, ciudad en la que vive con sus dos perros, Nala y Bob. Durante muchos años trabajó en un banco, aunque su sueño siempre fue ser escritora. Un día, hace tres años, decidió hacer caso a su corazón y lo dejó todo para dedicarse por completo a su gran pasión. Tras publicar 36 novelas, muchas de las cuales han sido best-sellers en Amazon, se siente feliz y  agradecida a sus lectores gracias a los que puede seguir haciendo lo que más le gusta: tejer historias capaces de hacer soñar.

Reseña.

Eruwa y el universo Selaön.

Hace muy poco escuché a un ilustrador definir “humor” como sinónimo de “sorpresa”.

Creo que fue eso lo que me pasó con este libro…

Durante un tiempo estuve buscando fantasía. Un libro cortito, con mundos y seres mitológicos, algo de aventura, puede que algo de romance, si surgía. En fin, estaba abierta a las posibilidades que hubieran podido surgir, pero lo que tenía claro era que el libro tenía que ser de ese género. El cuerpo me lo pedía a rabiar.

Margotte Channing tiene una cantidad inmensa de libros escritos (conté más de treinta en su cuenta de Amazon, aunque en la web ponía 25). ¿Cómo no iba a picarme la curiosidad?

Tanto, que ni me leí la sinopsis de Eruwa.

Una elfa en la portada, un nombre inventado que evoca a “El señor de los anillos”. Abrí las paginas y empecé a leer casi de inmediato.

El libro arranca con LA ENCICLOPEDIA DE SELAÖN. ¡ESPECTACULAR! Se me iba cayendo la baba con toda esa riqueza de mundos y personajes. Me enganchó enseguida por las reglas definidas, historias internas y mitos. Era justo lo que buscaba. Entonces, arranca la historia y en la pagina veinte ocho…

Cerró la puerta colocando la barra que imposibilitaba que la abrieran desde fuera, y se desnudó completamente, para untarse el aceite por todo el cuerpo.

Extracto de “Eruwa”

Llegó la sorpresa. Después de eso, hubo mucho sexo (en ciento veintiocho paginas, unas siete escenas o más, ya no lo recuerdo).

No me malinterpretéis, me lo he pasado pipa leyendo el libro. Ha sido corto, excitante y la sensación de incertidumbre sobre qué fantasía se me iba a revelar en la lectura iba aumentando cada vez más. Hay mucho romance pasional, culebrón (como en todas las historias que me gustan, El señor de los anillos entre ellas, aunque era de otro tipo) y divertido.

A los personajes lo único que les mueve es el amor por lo que hacen y por otras personas. Y eso me encantó, porque les da mucha carisma y un objetivo claro en la historia. De hecho, a lo que se dedican por amor entra varias veces en conflicto con el amor romántico de pareja.

Es verdad que no puedo dejar a un lado que algunas escenas y referencias me impactaron negativamente por la forma en la que se trata a la mujer.

Al entrar, enseguida notó algo raro en el ambiente, cada uno de los dos hechiceros estaba en una esquina con aspecto inocente. Sonrió pícaramente, así que esos dos se atraían. No se sorprendió, la hechicera era lo que necesitaba Baldar para bajarle los humos.

Extracto de “Eruwa”

Me hizo evocar referencias de obras literarias tradicionales basadas en épocas donde la mujer colmaba el deseo sexual del hombre. Y eso me hizo plantearme una vez más, ¿por qué no?, todo lo que arrastramos históricamente y que hoy en día ya no debería estar en el inconsciente colectivo. Pero, desgraciadamente, está. Y no quiero juzgarlo, porque siento que todavía queda camino por recorrer.

Por lo demás, me he divertido mucho. No me esperaba que fuese tan erótico y realmente me impactó desde el lado cómico (de sorpresa) para bien.

Poco más puedo decir. Creo que cada uno debe expresar lo que siente en sus entrañas y qué mejor manera, que plasmándolo en el arte. ¡Enhorabuena, Margotte Channing! Tu sí lo haces y por eso te va tan bien. Que sigas así y que sigas inspirando a otros para que se dejen llevar. Es lo mejor que puede hacer cualquier artista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


A %d blogueros les gusta esto: