Entrevista a Saúl Pomar Salcedo.

Saúl Pomar Salcedo (pseudónimo)

Hola Saúl, 

¡Qué alegría tenerte aquí! Muchas gracias por acceder a contestar a estas preguntas y por invertido tu tiempo en contestarlas. Escribiste una obra muy profunda y honesta que nos ha dejado mucho en qué pensar. Y ahora nos encanta poder conocer un poco más de ti y de compartirlo con los lectores. Así que vamos al lio:

1ª ¿A qué edad escribiste tu primera historia? ¿Qué tipo de historias escribías o inventabas de pequeño?

Antes que nada agradecer vuestro interés por mi obra y mi persona, es muy importante para mí vuestro apoyo durante la difícil tarea de dar a conocer una novela.

Digamos que mis primeras historias las escribí con veintitantos años, cuando vivía en Inglaterra. En aquella época todavía no había internet y las cartas manuscritas que escribía a amigos y familiares se convertían en relatos, lo hacía de forma natural e inconsciente.

De niño tenía montones de ocurrencias e invenciones, como la mayoria de los niños y niñas y una de ellas era que yo estaba casado y que tenía mis propios hijos y mi propia familia.

2ª ¿Cuánto tiempo tardaste en idear y en escribir “Bajo la Bóveda de Plata”? ¿Qué supuso para ti ver el libro publicado?

La estructura del libro y los conceptos principales los desarrollé en una sola tarde, el proceso de escritura completo me llevó cerca de nueve meses, digamos que la novela ha tenido una gestación similar en duración a la de un bebé.

El hecho de verlo publicado ha supuesto mucha alegría y mucha satisfacción, porque lo he hecho todo yo prácticamente solo, desde la autoedición con sus correcciones hasta el diseño y la ejecución de la portada. Luego desarrollé las redes sociales. Ahora viene la parte más difícil: lograr que los lectores y las lectoras se interesen por el libro.

3ª ¿Cuál es la travesura más divertida que has hecho en tu vida?

Recuerdo una noche de juerga en Dublín, estaba con mi hermano y un amigo, teníamos todos veintitantos años. Entre risas y bromas nos fijamos en un bloque de viviendas, arriba en un quinto piso se veían luces parpadeantes y se oía música a todo volumen

—Nos vamos a colar en esa fiesta —dije yo con decisión.

De alguna manera acertamos a pulsar el timbre adecuado en el portal y nos abrieron la cancela.

Una vez en el quinto piso un joven mal encarado y serio empuñó el picaporte y abrió la puerta tras oir nuestra llamada.

—¿Y vosotros quiénes sois?—dijo el joven sin soltar el picaporte.

—Venimos a ver a Dreirdre —dije yo pronunciando el primer nombre que se me pasó por la imaginación.

—Pasad —dijo el joven con una sonrisa, e hizo un gesto para invitarnos a entrar.

Estuvimos toda la noche tomando copas en esa fiesta y ya al final, casi de madrugada,   una joven y yo nos quedamos mirándonos fijamente, era una mujer atractiva, menuda y de brillantes ojos azules. Me acerque a ella sonriendo y le hablé.

—Feliz cumpleaños, Deirdre.

Entonces Deirdre y yo comenzamos a bailar de forma sensual fuertemente abrazados, mejilla con mejilla y sin hacernos preguntas de ninguna clase.

4ª ¿Cuál es la lección más importante que has aprendido en tu vida?

Que debemos conocernos a nosotros mismos y buscar sin ambages ni demoras la manera de vivir la vida que realmente queremos vivir. 

5ª ¿Hay algún hábito diario que te despierta la imaginación? (como fregar los platos o colgar la colada)

Generalmente cuando hago esas tareas escucho música y me dejo llevar por las emociones que me provoca. Los paseos por el campo suelen ser inspiradores cuando no estoy concentrado en la mera contemplación.

6ª ¿Qué querías ser de adulto cuando eras niño?

Pues la verdad no recuerdo haber tenido ninguna vocación en especial. Mis padres dicen que yo quería ser «celista», así llamaba yo a los electricistas porque les veía rodear los cables desnudos con cinta aislante.

7ª ¿Pensaste en algún tipo de público cuando escribiste “Bajo la Bóveda de Plata”? ¿Tenías claro el final? 

La verdad es que no y eso tal vez sea un problema, no es una novela fácilmente encasillable en ningún género, tal vez eso sea una oportunidad, no lo sé.

Sí, cuando desarrollé la estructura del libro tenía claro cual iba a ser el final.

8ª Nuestra última pregunta que siempre hacemos. Recomendaciones: un libro, una autora o autor, una canción y un viaje.

  • La trilogía El Señor de los Anillos de J.R.R Tolkien.
  • Herman Hesse, autor de El lobo estepario y Siddharta, entre otras obras.
  • Epitaph de King Crimson.
  • Rutas a pie por el Parque Natural de Somiedo (Asturias).

Muchas gracias por todo, debo felicitaros por vuestra intensa y desinteresada labor, deseo que continuéis promocionando la lectura durante mucho tiempo. Un fuerte abrazo.

Gracias a tí, Saúl. ¡Que tengas mucho éxito con tu libro!

Y aquí os dejamos el enlace a la reseña que hemos hecho a “Bajo la bóveda de Plata” y este es el enlace de venta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.