El fugitivo de Richard Bachman (Stephen King).

Cubierta de “El fugitivo”.

Título: The Running Man/ El fugitivo.

Autor: Richard Bachman (Stephen King).

Género: Novela de ciencia ficción.

Nº de páginas: 213.

Precio: variable.

Punto de venta: se puede conseguir en cualquier librería. Yo, por ejemplo, la compré en la librería de segunda mano Ábaco.

RRSS: twitter.

Sinopsis.

Cada noche, todos los ciudadanos, tanto en os inmensos barrios pobres supercontaminados como en los enclaves de los ricos, cerrados como fortalezas, sintonizan el programa concurso favorito de la televisión: El fugitivo.

Cada noche, el público contempla si el concursante ha logrado esquivar la muerte en su intento de sobrevivir treinta días y ganar el gran premio de mil millones de dólares.

El récord de supervivencia está en ocho días. Pero, ahora, un nuevo concursante está dispuesto a batir esa marca. Y apuesta su vida para conseguirlo.

Biografía.

El maestro del terror, Stephen King.

Escritor estadounidense de novelas de terror, Stephen King, cuyo pseudónimo es el de Richard Bachman, nació el 21 de septiembre de 1947 en Portland. 

King es autor de novelas de terror muy populares, muchas de las cuales se han llevado al cine con notable éxito. Empezó a escribir a temprana edad, vendiendo sus cuentos a sus compañeros y enviando posteriormente sus relatos a periódicos.

Su primera novela fue Carrie en 1974, una historia sobre una joven con poderes psíquicos. A partir de entonces vieron la luz más obras como El misterio de Salem’s Lot (1975), El resplandor (1977), La zona muerta (1979), Cujo (1981), Cementerio de animales (1983), It (1986), Misery (1987), La cúpula (2009), Doctor Sueño (2013) o Revival (2013), varias de ellas llevadas también al cine.

En el año 2003 recibió el Nacional Book Award por su difusión de las letras norteamericanas y, en 2015, fue merecedor de la Medalla Nacional de las Artes por parte del gobierno de los Estados Unidos como reconocimiento a su larga trayectoria dentro del mundo de las letras.

Reseña.

¡Vamos con una nueva reseña! Y en esta me atrevo a hablaros de una novela del maestro del terror, del hombre de Maine, del único e inigualable Stephen King y su distopía “El fugitivo”.

Se trata de una de las novelas que King publicó con su pesudónimo Richard Bachman, allá por los años ochenta. Una treta que se inventó para comprobar si su éxito provenía de la inercia de su nombre o si poseía talento de verdad.

Me encanta King. Me considero un gran fan, aunque me quedan muchas novelas suyas por leer. Parece que prácticamente él escribe más rápido de lo que yo soy capaz de leer.

Siempre he afirmado que King tiene grandes novelas y relatos, y otras no tan buenas. Pero al escribir tanto está claro que habrá de todo. Una de las cuestiones en las que parece estar tocado con una varita es su capacidad de enganchar al lector, ya sea en sus mejores novelas como en las más mediocres.

En “El fugitivo” esta capacidad de King no iba a desaparecer. En cuanto lees las primeras cinco páginas ya es un no parar. Tres días he tardado en acabar con las doscientas páginas y poco que forman la novela. Y no han sido dos porque en el trabajo no me dejan leer.

Cartel de la adaptación al cine.

“El fugitivo” plantea un futuro distópico que yo no veo tan incongruente. Un mundo donde los reality shows y los concursos son los programas estrellas de la televisión y donde ésta controla el mundo a su antojo, ofreciendo a los espectadores unas brutalidades y crueldades a las que someten a los desgraciados concursantes.

Algo que me ha llamado mucho la atención es la clara crítica social de clase que hay en la novela: los pobres se ven obligados a presentarse voluntarios a esos concursos si quieren vivir, mientras que los ricos viven en su propia burbuja ajena a la realidad que les rodea.

También destaca el mensaje ecologista sobre el aire que el personaje de Bradley le confiesa al protagonista Ben Richards. Me ha resultado cuanto menos curioso ya que la novela se escribió en los años ochenta.

Otra cosa que consigue Bachman/King en “El fugitivo” es la conexión con Richards: un pobre hombre que solo busca salvar a su hija enferma y que se presta a participar en el reality más sanguinario de todos los que la Cadena ofrece. Pero Richards es inteligente, tenaz y tiene claro que no se va a dejar ni pisotear ni engatusar.

Y así avanzamos página tras página en esta loca persecución contrarreloj en la que Richards buscará desesperado no solo seguir vivo, sino derrocar ese sistema que considera injusto y loco.

Llamadme iluso, pero tal vez el maestro King, o su alter ego Richard Bachman, en su “El fugitivo” quiso lanzar un mensaje anticapitalista que resulta muy fácil extrapolar a nuestros días.

Por lo menos esa es la sensación que yo tengo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.