“Cómo establecer objetivos con los métodos Ikigai y Kaizen” de Marcus Sullivan

Como establecer objetivos con los métodos Ikigai y Kaizen.

Título: Cómo Establecer Objetivos con los Metodos Ikigai y Kaizen.

Autora: Marcus Sullivan.

Género: No Definido.

Editorial: autopublicado.

Nº de páginas: 181.

Precio: 13,36 € físico.

Enlace a punto de venta: amazon.

Sinopsis. 

Este libro propone cuatro conceptos asiáticos (Lingchi, Hansei, Ikigai y Kaizen) para aumentar la productividad, dejar de procrascinar y elegir siempre proyectos que aportan a una misma y a los demás.

Biografía.

No pude encontrar nada de información sobre el autor. Es una pena y es la primera vez que me ocurre, pero me quedo con el contenido, ya que es de lo que vamos a hablar aquí. 

Reseña.

Tras unas cuantas semanas de lecturas de ficción me apetecía mucho hablar de un libro más didáctico, algo para artistas, creadores y personas que tienen sus propias webs, blogs y proyectos en marcha. Es verdad que solemos hablar más de ficción, pero estos libros me encantan y no paro de leerlos y expandir mis conocimientos porque siento una inmensa y constante sed.

“Como establecer objetivos con los métodos Ikigai y Kaizen” me llamó la atención en cuanto lo vi. Leí sobre Ikigai hace cosa de dos años, cuando dejé mi trabajo fijo para tomarme un tiempo sabático y dedicarme exclusivamente al arte (tiempo que terminó hace relativamente poco, pero que me dio mucha experiencia y conocimiento). En Okinawa ese método forma parte de la cultura y significa algo así como “la razón por la que una se levanta cada mañana”.

Ilustración del Blog Happyctivity

Y es que la cosa consiste en sentarte a recapacitar sobre los cuatro campos que aparecen en la ilustración de arriba: lo que amas, lo que se te da bien, por lo que pueden pagarte y lo que crees que el mundo necesita. Descubrí cuando lo hice que no todas las cualidades de cada lista se repetían en cada columna. Por ejemplo, a mi me pueden pagar por enseñar ruso, pero no es algo que ame demasiado y tampoco se me da bien, aunque puede que el mundo lo necesite para expandir sus habilidades y aplicarlo en el mundo laboral.

El equilibrio entre los cuatro círculos se supone que te da la razón para levantarte cada mañana. En realidad es un juego, se puede mezclar y agitar, a ver que sale. Me pareció divertido y descubrí cosas sobre el papel que no se me habían ocurrido dentro de la cabeza.

Dibujo del libro

Lingchi, Hansei y Kaizen.

A este método se le suma Lingchi (chino), que simboliza algo así como “muerte lenta por cortes pequeños”. Sí, suena un poco heavy, pero el libro lo analiza de forma metafórica. Se trata de que cada vez que una fracasa en alguna actividad, se hace un corte pequeño y a más cortes, menos pasión. El libro te invita a analizar todas las malas decisiones que tomaste o las cosas que simplemente han salido mal y que ahora inducen a la procrascinación y el abandono de todo aquello que a una le parece difícil o demasiado largo en desarrollar.

Hansei es el método de la autoreflexion. Una vez que se identifican las cosas que han salido mal lo suyo es entender el “por qué” para evitar caer en lo mismo.

Y Kanzen invita a una mejora continua. Lo que el libro defiende es que por cada día que se deja de hacer una actividad importante (con plan del futuro) se pierde mucho, porque el tiempo no se puede recuperar. Este método invita a hacer actividades muy pequeñas cada día, algo que sea tan fácil que no lo pueda defender ninguna excusa. Y, paso a paso, aumentar la intensidad de esa actividad hasta lograr terminar un proyecto, aprender sobre una materia o cambiar de hábito.

Y aqui os dejo, amigas mías, no os voy a contar más, porque el libro merece mucho la pena, sobretodo en su capitulo sobre la PROCRASCINACIÓN. Volveremos la semana que viene con más ficción. Y, como ya habréis visto en nuestras redes ¡con más novedades sobre nuestra PRIMERA CONVOCATORIA! Estamos impacientes. ¿Y vosotras?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


A %d blogueros les gusta esto: