“Carne” de Ruth L. Ozeki

Título: Carne.

Autora: Ruth L. Ozeki.

Género: novela.

Editorial: Círculo de Lectores.

Nº de páginas: 473.

Precio: variable.

Enlace a punto de venta: iberlibro.

Sinopsis.

La carne es el mensaje de “¡Mi mujer es americana!”, un programa para la televisión japonesa que semanalmente presenta a una ama de casa típicamente americana cocinando su receta favorita.

Sin embargo, poco a poco este programa culinario se convierte en un espacio que desvela, no sólo el fraude de la industria cárnica y sus efectos sobre la salud, sino también la falacia del sueño americano, la decadencia de la cultura regional y la cuestionable credibilidad de la televisión.

Biografía.

La autora Ruth L. Ozeki.

Nacida en Estados Unidos, pero de familia mitad japonesa, Ruth L. Ozeki se licenció en Literatura Inglesa y Estudios Asiáticos por la Universidad de Massachusetts. Más tarde, becada por el Ministerio de Educación japonés, se trasladó a aquel país donde se graduó en Literatura Clásica Japonesa.

De vuelta a Estados Unidos, trabajó en el mundo del cine, primero como directora artística de pequeñas producciones de terror y más tarde como productora y directora.

Ha recibido diversos premios por su carrera narrativa, entre los que destacan el Kiriyama o el American Book Award.

Reseña.

Otro libro encontrado en una librería de segunda mano. No sé si la mitad de mi biblioteca provendrán de estos maravillosos lugares. Pero vamos a lo que vamos, hablemos de “Carne” de Ruth L. Ozeki.

Cuando comencé a leerlo no tenía expectativas. La sinopsis me había parecido interesante y poco más. Pero la verdad es que me atrapó a las pocas páginas. La cuestión que tenemos dos historias paralelas y ligadas íntimamente; dos historias con dos personajes a las que les separa un continente y les une un programa de televisión y una cultura: por un lado, Jane Takagi-Little, una documentalista estadounidense de madre japonesa; y Akiko Ueno, antigua dibujante de mangas y ahora inmersa en un matrimonio con el jefe de Jane.

¿Sobre qué gira la trama de “Carne”? Pues sobre un programa para la televisión japonesa llamada ¡Mi mujer es americana! Una especie de falso documental semanal de cocina en el que el equipo de Jane visita a mujeres típicamente americanas, siempre en apariencia perfectas, para que les presente su plato estrella hecho con carne. Un programa creado sólo para vender el producto de la carne estadounidense.

Jane comienza el programa trabajando como productora, la persona que se encarga de contactar con las familias, explicarles el tono y arreglar todo, pero a las pocas semanas comienza ella misma a dirigir ante la inoperancia de los directores que llegan de Japón y que desconocen por completo la cultura estadounidense. Y al otro lado del mundo, Akiko prepara cada semana el plato de ¡Mi mujer es americana! por orden de su marido John que es uno de los directivos.

Los mundos de ambas protagonistas resulta fascinante. Por un lado, cuando Jane empieza a dirigir el programa tiene claro que se está vendiendo una imagen idealizada de la mujer americana y decide ser más controvertida, visitando o intentando visitar a familias diversas: una familia mexicana en la que el que cocina es el padre, una familia afroamericana que los directivos le vetan, otra familia cuya hija sufrió un accidente que la dejo parapléjica, una pareja de lesbianas vegetarianas que le hacen interesarse por el mundo de la carne y lo que esconde. Sé que a nuestros ojos de años veinte puede sonar raro, pero amigues la novela es del año 1999.

Por otro lado, tenemos a Akiko que vive presa de un matrimonio casi de convivencia, con un marido alcohólico y maltratador. La historia de Akiko nos hace ser testigos de lo machista y misógina que es la sociedad japonesa (o al menos era en los noventa, aunque dudo que haya cambiado demasiado). Akiko es espectadora de excepción del programa y cuando comienza a ver los “nuevos” episodios empieza a tomar decisiones para cambiar su vida.

No voy a afirmar que se traté de una novela llamada a marcar una época porque no sería cierto. Su época ya pasó, aunque informándome sobre “Carne”, parece que fue un bombazo a principios de los dos mil.

Hay ciertas cosas que chirrian a nuestros ojos de los años veinte: vídeos de VHS, contestadores, un internet en estado embrionario. Detalles que pueden sacarnos un poco de la historia.

También hay que decir que hay algunas escenas que resultan bastante chocantes, incluso hirientes: la visita al matadero, las violaciones de John a Akiko, el descubrimiento de lo sucedido a la pequeña Rose… Son escenas duras, pero necesarias.

También me gustaría destacar, antes de terminar, el papel que juega la escritora japonesa Shonagon en la trama ya que es una especie de inspiración tanto para Akiko como para Jane y los capítulos comienzan siempre con algunos de sus versos.

“Carne” es una buena novela, entretenida y que te hace replantearte muchas cosas. Nada más. Os esperamos el próximo viernes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


A %d blogueros les gusta esto: