“Americanah” de Chimamanda Ngozi Adichie.

Título: Americanah.

Autora: Chimamanda Ngozi Adichie.

Género: novela.

Editorial: Penguin Random House.

Nº de páginas: 624.

Precio: 14,90€.

Enlace a punto de venta: Grant librería.

Sinopsis.

 En el marco de una dictadura militar y en una Nigeria que ofrece poco o ningún futuro, Ifemelu y Obinze, dos adolescentes atípicos, se enamoran apasionadamente. Como gran parte de su generación, saben que antes o después tendrán que dejar el país. Obinze siempre ha soñado con vivir en Estados Unidos, pero es Ifemelu quien consigue el visado para vivir con su tía en Brooklyn y estudiar en la universidad.

Mientras Obinze lucha contra la burocracia para reunirse con Ifemelu, ella se encuentra en una América donde nada es como se imaginaba, comenzando por la importancia del color de su piel. Todas sus experiencias, desgracias y aventuras conducen a una única pregunta: ¿acabará convirtiéndose en una «americanah»?

“Americanah”, que recoge el término burlón con que los nigerianos se refieren a los que vuelven de Estados Unidos dándose aires, es una historia de amor a lo largo de tres décadas y tres continentes, la historia de cómo se crea una identidad al margen de los dictados de la sociedad y sus prejuicios.

Biografía.

La autora, Chimamanda Ngozi Adichie.

Chimamanda Ngozi Adichie nació en 1977 en Nigeria. A los diecinueve años consiguió una beca para estudiar comunicación y ciencias políticas en Philadelphia. Posteriormente cursó un máster en escritura creativa en la Universidad John Hopkins de Portland, y actualmente vive entre Nigeria y Estados Unidos.

Entre sus novelas destacar “La flor Púrpura”, ganadora del Commonwealth Writer´s Prize y el Hurston/Wright Legacy Award; “Medio sol amarillo”, ganadora del Orange Prize for Fiction y finalista del National BNook Critics Award. También ha publicado la colección de relatos “Algo alrededor de tu cuello” y diversos ensayos entre los que destaca “Todos deberíamos ser feministas”.

Reseña.

Me he propuesto este año leer más literatura de otras culturas. Empecé con “Mi hermana asesina en serie” de Oyinkan Braithwaite (aquí os dejo la reseña) y hace poco me terminé el libro del que hoy os hablo: “Americanah” de Chimamanda Ngozi Adichie.

Chimamanda nos narra en esta novela la historia de Ifemelu y Obinze a lo largo de quince años, desde el día actual, siendo ya dos personas adultas, y retrotrayéndonos al pasado: el común de su adolescencia y juventud; y el separados, ella en Estados Unidos y él a caballo de Inglaterra y Lagos.

¿Es “Americanah” una historia de amor, una novela romántica? No controlo mucho de este tipo de novelas (ya os lo dije cuando reseñé “Los colores de tu alma” de Emma Hurtado) pero si son como estas dos, me reafirmaré en que debo empezar a leer más novela romántica.

Sí es una historia de amor. De varios amores, ya que tanto Ifemelu como Obinze pasan por varias relaciones en esos quince años, además de la que mantienen entre ambos. Pero, al final, sucede lo que se veía desde un principio que iba a suceder (no desvelo más, os tendréis que leer la novela). ¿Predecible? Podría ser, pero eso no le quita enjundia a la historia ni a los hechos.

Si tengo que destacar algo de “Americanah” es todo lo que me ha enseñado sobre el racismo y el clasismo en Estados Unidos e Inglaterra desde los ojos y la voz de los protagonistas, que no son otros que los de la propia Chimamanda. Porque incluso nos muestra la diferencia entre afroamericanos y africanos en Estados Unidos.

Un racismo y un clasismo instaurado hasta las raíces más profundas de ese país que se considera la primera potencia mundial. Un racismo que Ifemelu sufre no solo en muestras grandes y obvias, sino también en los pequeños detalles y los pequeños microrracismos. ¿De qué me sonará esto? ¡Ah, sí! Los prejuicios que todes tenemos. Sí, “Americanah” me ha dado en que pensar sobre esto.

Como pero, mencionar que, aunque también muestra el racismo en Inglaterra en la piel de Obinze, noté leyendo que Chimamanda pasaba un poco más de puntillas por él.

También la crítica mordaz a la corrupción, las clases y el poder en Nigeria. A esos americanahs (término despectivo para referirse a los nigerianos que regresaban al país) que se aislaban de la sociedad en Lagos para añorar todo lo que tenían en los Estados Unidos y habían perdido regresando.

Novela social. Novela epistolar (por las partes en las que leemos el blog de Ifemelu). Novela romántica.

No lo sé. Novela que creo que resulta muy enriquecedora, interesante y poderosa. Novela que no puedo hacer más que recomendar fehacientemente. También, ya que estoy, diré que todes deberíamos abrirnos a leer más literatura contemporánea de otros países y culturas que nos parecen alejadas y poco conocidas. Nos daremos cuenta, como yo estoy empezando a percatarme, de las maravillas que se pueden leer.

Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


A %d blogueros les gusta esto: